¿Es obligatorio un seguro de vida para una hipoteca?

¿Es obligatorio un seguro de vida para una hipoteca central hipotecaria

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Uno de los servicios más comunes que se suelen contratar a la hora de pedir un préstamo hipotecario es un seguro de vida. Se trata de una garantía que nos da tranquilidad en caso de que ocurra cualquier contratiempo. 

Sin embargo, a muchas personas les aparecen dudas sobre este servicio. No solemos tener clara su obligatoriedad, si es recomendable contratarlo o no y en qué casos. A continuación, trataremos de responder a la pregunta de si es obligatorio un seguro de vida para una hipoteca.

Pero antes… ¿Qué es un seguro de vida?

Por si acaso es necesaria la aclaración, un seguro de vida para una hipoteca es un tipo de seguro que tiene la función de cubrirnos las espaldas como titulares del préstamo en el caso de que se produzca un fallecimiento. Se garantiza el pago de la hipoteca si el titular o los titulares fallecen antes de terminar de liquidar. 

¿Qué cubre el seguro de vida para una hipoteca?

Lo que nos puede llegar a cubrir un seguro de vida para una hipoteca es variable, según el tipo de póliza que contratemos. Algunos seguros pueden llegar a cubrir el 100% de la deuda, mientras que otros solo cubren una parte. Es habitual que, en este último caso, la parte que se deje sin cubrir sea la que corresponde a los intereses del préstamo.

¿Qué tipos de seguro de vida existen?

Una de las principales diferencias entre un seguro de vida para una hipoteca y un seguro de vida tradicional es el destinatario de la cantidad a indemnizar. En este caso, existen tres tipos de seguro diferentes que dependerán del pago que escojamos para la prima sobrante.

Seguro de vida para hipotecas con capital constante

En este caso, la prima que se paga para la póliza será siempre la misma, sin variaciones. Si el titular de la hipoteca termina falleciendo, el capital sobrante iría a parar a un beneficiario que sería escogido previamente por el asegurado. 

Seguro de vida para hipotecas del capital pendiente o prima decreciente

En esta opción, no quedaría un sobrante para nuestros familiares o allegados en caso de fallecimiento, ya que solo estaríamos cubriendo el préstamo solicitado. Con este tipo de póliza, la prima que pagamos será decreciente según vayamos completando las cuotas del préstamo. 

Seguro de vida para hipotecas con el pago de una prima única

En este caso, el pago completo del seguro de vida para una hipoteca se hace al inicio, no de forma paulatina. Muchos bancos nos ofrecen la posibilidad de incluir este pago dentro del préstamo hipotecario. No se suele recomendar esta opción ya que el desembolso puede llegar a ser demasiado costoso

Una buena idea en estos casos es contratar un seguro de vida tradicional además del seguro de vida para una hipoteca. Esta es una forma de cubrirnos las espaldas en caso de defunción, no solamente para el pago de la hipoteca sino para dejar una cuantiosa indemnización para nuestros seres queridos.

¿qué tipos de seguro de vida existen por central hipotecaria

Pero entonces, ¿es obligatorio un seguro de vida para una hipoteca?

A partir de la nueva ley hipotecaria que entró en vigor en el año 2019, no se permite a las entidades bancarias que obliguen a sus clientes a contratar otros productos vinculados para concederles el préstamo. Por lo tanto, la respuesta es que no es obligatorio contratar un seguro de vida para una hipoteca. 

En cualquier caso, sí que se les permite a las entidades bancarias ofrecer ciertas ventajas y bonificaciones a los clientes en el caso de que contraten este tipo de productos vinculados. La forma más habitual suele ser, en la mayoría de casos, ofrecer un tipo de interés más bajo.

¿Es recomendable contratar un seguro de vida para una hipoteca?

A pesar de su no obligatoriedad, la otra pregunta que suele asaltar a los clientes de un préstamo hipotecario es si es recomendable que contratemos un seguro de vida para una hipoteca.

En líneas generales, tener una póliza que se haga cargo de pagar la totalidad de la hipoteca siempre es recomendable, especialmente si tenemos o vamos a tener hijos que pueden llegar a ser herederos tanto de la vivienda como del préstamo asociado a ella en caso de defunción. Un seguro de este tipo los liberaría de tener que afrontar el préstamo que dejó su padre.

Aun así, una consideración que debemos de tener siempre con respecto a este tipo de productos vinculados, es que siempre es más recomendable contratarlos en la primera mitad del préstamo. Esto es debido a que durante esta parte se pagan más impuestos en relación al tipo de interés. 

De esta manera, contratando un seguro de vida para una hipoteca podemos obtener las bonificaciones que nos ofrece nuestro banco durante el primer tramo del préstamo y ahorrarnos una gran cantidad de dinero en intereses. 

Así, la estrategia a seguir sería contratar un seguro de vida durante la primera parte del préstamo y, una vez amortizada, valorar si nos compensa más cancelar este préstamo y contratar otro seguro de forma externa.

¿Cómo saber si he contratado un seguro de vida para una hipoteca?

En el caso de que no recordemos si durante la firma del préstamo hipotecario contratamos también un seguro de vida (puede ocurrir, entre tanto papeleo), lo mejor es llamar a nuestra entidad bancaria y consultarlo.

El banco estará obligado a darnos toda la información sobre los productos que hemos contratado a la vez que el préstamo y de esa manera tendremos todos los datos necesarios para tomar la decisión más correcta.

 

Si necesita más información, puede ponerse en contacto con nosotros y estaremos encantados de ayudarle en todo lo que necesite.

Contacta con nosotros

Más artículos

¿Cuándo se deja de pagar intereses en una hipoteca - Central Hipotecaria (1)
Actualidad

¿Dónde invertir en vivienda?

Según el último estudio de Fotocasa sobre la rentabilidad de la vivienda en España, basado en un análisis de los precios de los inmuebles vendidos

¿Tienes alguna duda?

Contacta con nosotros para lo que necesites

¡Pregúntanos lo que quieras!