hipoteca fija o variable

¿Elijo una hipoteca fija o variable? Todos hemos oído alguna vez sobre los beneficios que tiene un tipo de hipoteca respecto a otra, puede que por interés del que lo contaba, o puede que porque fuera de verdad. 

En cualquier caso hoy vamos a salir de dudas y os vamos a contar todos los beneficios que tienen tanto las hipotecas fijas, como las variables.

Para empezar hay que saber las diferencias básicas entre estos dos tipos de hipotecas.

Por un lado tenemos las hipotecas de tipo fijo, las cuales tal y como indica su nombre mantienen el mismo tipo de interés a lo largo del tiempo, sin importar índices económicos que puedan alterarlo.

En este sentido podemos apreciar como una hipoteca a tipo fijo es la más adecuada para gente que no quiere tener imprevistos en su hipoteca, y que sepa que su cuota va a mantenerse estable a lo largo de la duración de la hipoteca.

Y por otro lado tenemos las hipotecas de tipo variable, las cuales a diferencia de las fijas, no mantienen un interés fijo, sino que va fluctuando dependiendo de los índices económicos, como por ejemplo el euribor.

¿Qué implica esto? Pues lo que significa es que si el euribor o el índice de referencia al que esté vinculada la hipoteca es bajo, nuestro interés va a ser mucho menor que uno con tipo fijo, pero por contrapartida, si el índice de referencia aumenta, nuestro interés va a subir con él, por lo cual podríamos encontrar intereses variables que empiezan con un tipo más bajo que las fijas, pero dadas las fluctuaciones del índice de referencia acabe pagando una cuota superior.

Pero entonces…¿hipoteca fija o variable?

No existe una respuesta concreta para eso, ya que el tipo de hipoteca va a depender mucho del tipo de persona que seas. 

Si quieres estabilidad y no depender de qué externalidades influyan en la cuota hipotecaria que estás pagando, entonces elige la hipoteca de tipo fijo.

Si por el contrario quieres que tus cuotas sean menores, que la duración de la hipoteca sea más corta y no te importa que tus cuotas sean sensibles a las variaciones de los índices económicos, entonces la hipoteca de tipo variable es para ti.

Según el INE (Instituto Nacional de Estadística), en un estudio realizado en febrero de 2022, en España el 73,8% de la gente que contrató una hipoteca fue de tipo fijo, mientras que el 26,2% lo hicieron con una de tipo variable.

Por lo cual podríamos decir que actualmente, las hipotecas de tipo fijo son las preferidas en España al igual que también lo fueron en 2021, pero eso no implica que todo sea maravilloso, ya que uno de los lastres de las hipotecas de tipo fijo son el encarecimiento de las mismas por los propios bancos, o el poder amortizarlas, teniendo que pagar una comisión por reembolso anticipado de hasta el 1,50%, cosa que en las de tipo variable solo puede llegar al 0,25%.

Ahora ya sabes cómo valorar qué hipoteca es mejor para ti, y para todas tus otras dudas en Central Hipotecaria estamos aquí para ayudarte.

¡Pregúntanos lo que quieras!