Si estás pensando en firmar tu primera hipoteca, sigue leyendo. El tipo de vivienda que puedes pagar debe coincidir con tu nivel de ingresos y ahorros acumulados. En este articulo te mostramos como los expertos te dicen cómo calcular el préstamo que puedes pedir prestado en función de tu salario.

¿Como puedo calcularlo?

Ahora puede ser un buen momento para pensar en comprar una vivienda, no porque la situación del mercado inmobiliario sea muy dependiente de la ciudad y región, sino porque las tasas de interés que nos ofrece el banco son muy bajas. Sin embargo, antes de evaluar estos factores, debemos enfrentar el ejemplo de nuestra capacidad para pedir dinero prestado. Y antes de soñar con contadores, terrazas o jardines, debemos calcular de manera realista nuestra capacidad de ahorro y gasto.

 

Veamos cómo los profesionales inmobiliarios y los asesores financieros lo saben bien: para entrar en el mercado hipotecario con la mejor decisión posible, necesitamos un ahorro equivalente al 35 % del valor total de la vivienda que queremos comprar. 

 

Esto no es un porcentaje específico. Los bancos suelen otorgar el 80 % del valor de tasación de la propiedad, una cantidad a la que se deben sumar los impuestos o las tasas de documentación de la transacción y que puede llegar al 15 % del precio de la vivienda.

 

Si ya tenemos 50.000 o 100.000 euros para cubrir esto, tenemos que calcular cuánto podemos pedir prestado para pagar las letras de la hipoteca. Natalia de Santiago, planificadora financiera, analista y autora de Invest in You (Ed. Planeta, 2021) recomienda: “No gastes más de un tercio de tus ingresos netos. Nosotros te brindamos vivienda”.

 

Además, aconsejó que “el precio total de la vivienda no debe exceder cinco veces el salario bruto anual y completar el primer pago antes de la jubilación”.

Entonces... ¿Qué opciones me quedan?

Después de todo esto, lo mejor que podemos recomendarte es que dejes estas partes tan tediosas a expertos con años de experiencia que te asesoren sobre las mejores opciones para ti.

 

Por suerte en Central Hipotecaria contamos con esa experiencia y con las ganas de lograr que tengas una hipoteca adecuada para ti.

Por eso la gente sigue confiando en nosotros día tras día.

¿Quieres ser el siguiente?

¡Pregúntanos lo que quieras!