Cómo cambiar tu hipoteca de banco, y por qué deberías hacerlo

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Según los datos oficiales del Colegio de Registradores de España, la duración media de una hipoteca en nuestro país es de más de 20 años. Por eso es tan importante hacer una buena investigación previa antes de decidir con qué entidad financiera quieres trabajar; pero en un periodo tan largo de tiempo, ¿cómo puedes asegurarte de que mantengas las condiciones más favorables a pesar de los cambios del mercado? La respuesta es muy sencilla: simplemente no es posible hacerlo.

Por suerte, esto no significa que tengas que soportar condiciones cada vez peores año tras año. Existe una alternativa que puede ser muy interesante para todo tipo de personas: cambiar tu hipoteca de banco. Si te decantas por esta opción podrás renegociar tu crédito hipotecario con la nueva entidad financiera, consiguiendo unas condiciones que simplemente no eran posibles cuando pediste tu primer préstamo.

Cambiar tu hipoteca de banco conlleva ciertos gastos y puede ser un proceso algo complejo, pero puede merecer la pena en muchas ocasiones. En este artículo te lo contamos todo sobre el proceso.

Pero, ¿se puede cambiar una hipoteca de banco?

El principal motivo por el que no mucha gente se decanta por esta opción es simplemente que no saben que existe. Tradicionalmente una persona conseguía una hipoteca con un banco y continuaba pagando los plazos durante todo el tiempo establecido inicialmente. Hoy en día, sin embargo, las cosas son bastante distintas.

En la actualidad es posible cambiar una hipoteca de banco utilizando lo que se conoce como subrogación. Mediante este mecanismo podrás negociar un nuevo préstamo con otra entidad financiera, de tal manera que puedas cambiar las condiciones iniciales en el caso de que ya no te sean beneficiosas.

Por supuesto, realizar este cambio no es sencillo, ya que tendrás que investigar todas las alternativas que existen para poder encontrar una hipoteca que mejore tus condiciones actuales. En Central Hipotecaria ofrecemos diferentes servicios que te ayudarán a sacarle el máximo rendimiento a tu préstamo para que puedas disfrutar de las mejores condiciones.

Ventajas de cambiar tu hipoteca de banco

Ya hemos visto que actualmente es posible cambiar la entidad financiera con la que estás trabajando, algo que hasta hace relativamente poco no se podía hacer. Pero, ¿cuáles son las ventajas de seguir este proceso? Las más importantes son las siguientes:

  • Mejorar las condiciones de tu préstamo actual. Por ejemplo, es posible que consigas un tipo de interés más bajo, una menor vinculación eliminando algunos de los productos asociados que tenías contratados, o simplemente menores comisiones por parte de la entidad financiera que escojas.
  • Cambios en la modalidad de pago. ¿Quieres ampliar el plazo de tu hipoteca para pagar menos cada mes? O, por el contrario, ¿prefieres reducir el tiempo para poder quitarte la deuda de encima cuanto antes? Al hacer un cambio de hipoteca puedes conseguir ambos objetivos.
  • Cambio de pago variable a otro fijo. Actualmente las entidades financieras ofrecen tipos de interés fijos muy interesantes, por lo que el cambio de hipoteca puede ayudarte a acabar pagando menos a largo plazo.
  • Más barato que la cancelación. Algunas personas quieren mejorar las condiciones de su hipoteca actual pidiendo una nueva y cancelando la que ya tenían. Sin embargo, a la larga esto suele acabar saliendo más caro que la subrogación de tu hipoteca.

Pasos a seguir para cambiar tu hipoteca de banco

Hacer una subrogación de hipoteca no es para todo el mundo; pero si ya has tomado tu decisión y quieres empezar con este proceso, a continuación te contamos paso a paso cómo conseguirlo.

1- Buscar una hipoteca más barata

Lo más importante a la hora de hacer un cambio de hipoteca es encontrar un nuevo préstamo que te ofrezca mejores condiciones que las que ya tienes. En Central Hipotecaria nos adaptamos a tus necesidades y te ofrecemos distintos tipos de préstamo que pueden ayudarte a pagar menos cada mes o a reducir el tiempo que tardas en librarte de tu deuda.

2- Contrata tu nueva hipoteca

En el momento en que hayas encontrado un nuevo préstamo hipotecario que te interese más que el que tienes actualmente, el siguiente paso será comenzar la contratación del mismo. En este punto podrás comprobar con total seguridad qué gastos conllevará el proceso, por lo que tendrás que estar atento para asegurarte de que la opción que has escogido te convenga realmente.

En este sentido, en Central Hipotecaria te ayudamos de manera personalizada para que puedas encontrar la mejor opción para tu caso particular.

3- Comunicación de tu decisión a tu banco actual

Una vez que hayas conseguido el visto bueno por parte de la nueva entidad financiera con la que vas a trabajar, tendrás que comunicarle a tu banco actual tu decisión de subrogar la hipoteca que tienes contratada con ellos.

En este punto es muy habitual que tu banco trate de mantenerte como cliente ofreciéndote mejores condiciones o una modificación de tu préstamo actual. De nuevo, tendrás que hacer cuentas y estar pendiente de todos los factores para asegurarte de que vas a salir ganando con el proceso.

Tu banco actual tiene 15 días para presentarte una contraoferta; pero si no la aceptas, se pasará directamente a la subrogación de tu préstamo con la nueva entidad financiera que hayas elegido.

¿Cuánto cuesta un cambio de hipoteca?

Muchas personas se preguntan si es posible cambiar su hipoteca de banco sin gastos. Por desgracia este proceso conlleva una serie de costes; pero si se hace correctamente estos serán mucho menores que lo que te podrás ahorrar al subrogar tu préstamo.

No hay un precio fijo para todos los cambios de hipoteca, por lo que tendrás que hacer una buena investigación para encontrar las condiciones más interesantes. Sin embargo, entre otras cosas puedes esperar tener que pagar lo siguiente:

  • Comisión por subrogación. Varía en función de qué tipo de hipoteca tengas contratado actualmente.
  • Comisión de apertura. Algunos bancos pueden cobrarte esta tasa, aunque cada vez es menos común que lo hagan.
  • Costes administrativos. Entre otros puedes encontrar algunos como los gastos de la notaría, la tasación, o la modificación del Registro de la Propiedad.

Entonces, ¿te interesa cambiar tu hipoteca de banco?

La decisión de si cambiar tu hipoteca de banco o no es muy personal, y sólo puedes tomarla correctamente después de haber hecho una buena investigación sobre las opciones que tienes. 

En Central Hipotecaria estaremos encantados de ayudarte para que puedas encontrar la alternativa que más te convenga en este sentido. Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a mejorar las condiciones de tu préstamo hipotecario para que puedas aumentar tu calidad de vida.

Contacta con nosotros

Más artículos

¿Cuándo se deja de pagar intereses en una hipoteca - Central Hipotecaria (1)
Actualidad

¿Dónde invertir en vivienda?

Según el último estudio de Fotocasa sobre la rentabilidad de la vivienda en España, basado en un análisis de los precios de los inmuebles vendidos

¿Tienes alguna duda?

Contacta con nosotros para lo que necesites

¡Pregúntanos lo que quieras!